Un regalo de Sergio Astorga

domingo, 2 de febrero de 2014

Bagatelas XXXI: Emborronado ilógico



Para Claudia, que me descubrió a Maillard
 y me inunda, mañana tras mañana,     
de su sonrisa azul                 






Flora en la arena. Paul Klee. 1928. Museo Paul Klee, Berna 



Iniciación

Estoy creciendo de la nada.
Mis ojos tantean
la claridad difusa
mis manos
se posan y tantean
abro agujeros
mi cuerpo agujeros
en el cielo agujeros
tanteo las estrellas
agujeros que llueven
y es dolor
y el dolor penetra
mi cuerpo tantea
el dolor tal vez
el gozo
indaga
descubre el mí
mi boca dice
vuelvo sobre mí
misma y tanteo
¡es tanta la ceguera!
cierro los ojos
lo cierro todo
y de repente me abro
veo
veo lo que no hay
veo
estoy creciendo de la nada

                                                                          Chantal Maillard
                                                                                              Lógica Borrosa



C. Debussy (1862-1918). La fille aux cheveux de lin (la muchacha de los cabellos de lino). Preludio nº 8 del 1er libro de Preludios. K. Zimerman, piano. Deutsche Grammophon, 1994

5 comentarios:

debatz dijo...

Café calentito, un momento detenido para leer su entrada y el profundo universo de las sensaciones rodeándome por un instante... Parece mentira que, más allá de lo que tenemos a nuestro alrededor y nos ocupa constantemente, haya tanta belleza.

Salud!

Isabel dijo...

Impactante esa Lógica Borrosa.

Besos, muchos.

Anarkasis dijo...

pero
que
bonito
Esta vez si que te ha salido la sinestesia.
Un abrazo

(pasemé pal mail el mp)

Paz Juan Robledo dijo...

Charles:
Menos mal que la belleza aguarda ahí, de vez en cuando, agazapada a la vuelta de la esquina. Porque, si no, nos moriríamos de asco. Veo que hay nueva entrada en su blog. A ver sí encuentro un hueco y me paso, que entre pruebas y obras en casa ando de la Zeca a la Meca.

Paz Juan Robledo dijo...

Isabel, es un libro espléndido. Vale la pena y mucho.
Un abrazo, costurera.

Anarkasis

Querida, sinestesia a tope, sí señor. Fueron las primeras cosas que se me vinieron a la cabeza al leerlo.
Lo del mp3 tendrá que esperar pues Debussy está durmiendo en una caja grande de cartón el sueño de los justos. En cuanto pueda de lo paso.

Besos y abrazos a los tres.