Un regalo de Sergio Astorga

lunes, 11 de julio de 2011

Julio

.



Kilómetros y kilómetros urbanos siempre a la misma hora y hacia el mismo edificio blanquiverde o rojo. Minutos u horas de espera distorsionadamente largos. Gritos sin aire incapaces de subir por la garganta para ser y derramarse liberando. Células deformes y burlonas, danzantes de una estúpida melodía amenazadora, siempre sucia y cierta.





E.Munch (1863-1944). Skrik (El Grito). 1893. Galería Nacional de Noruega, Oslo.





                     Sonidos de cloroformo, colores de andante o presto, aromas de pijama y zuecos de goma verdes.




                           Y la angustia acuciante que no cesa.

                                                
                                  
                                             

                                               Y la esperanza que resiste a trancas y barrancas.





Es el mes de las cosechas y las fiestas marineras. Y la canícula abrasadora y el miedo agazapado.

   
                 Estamos en julio,  bajo el signo despiadado de Cáncer.




M.Vainberg (1919-1996). Sonata para cello solo nº 2, op. 86 (compuesta entre 1964-1965). IV Presto. Yosif Feigelson, cello. © Yosif Feigelson y Olympia, 1998.


.

20 comentarios:

María dijo...

Ni cantando te puedo decir lo que siento... así es julio y agosto y setiembre...
Claro que la esperanza no se pierde nunca, ni el deseo, ni la ilusión.
Se cumplirán tus deseos, seguro.

Besos ma chère comtesse

Gemma dijo...

Menudo texto abrasador. Está muy bien escrito, aunque rezume desasosiego.
Menos mal que todo pasa... Ya verás como sí.
Besos, Paz

RGAlmazán dijo...

Dolor y esperanza. Son sentimientos contrarios pero que se pueden sentir a la vez. El coraje, que tú tienes, es la mejor arma para el miedo.
Tu sabes bien el camino y lo vais a conseguir.
Besos.

Salud y República

Martine dijo...

He esperado, y lo sabes.. un nudo en la garganta me deja esta Entrada tuya Paz, es hermosa, "colpidora", intensa en su brevedad, no se puede decir ni expresar más..
L'ESPOIR est un joli mot, accroche-toi à lui, nous sommes là aussi nous te donnons la main..
Doux baisers ma Chérie.

Ciberculturalia dijo...

Irradias tal fuerza querida Paz que podrás con esto y además sin perder tu sonrisa. Te mando mucha energía y me quedo oyendo la sonata que hoy nos traes.
Un beso

anarkasis dijo...

y el mes de las reformas, también. Suerte con la calmachicha, y ayúndese de un gintonic,
¡TODOS, Y TODAS!.
No hagan caso a rubalcaba, y no aumenten la cifra de asesinatos.

sergio astorga dijo...

Presto, agitado, destacado staccato bajo el signo madre posesiva protectora agresiva de cancer. Mi querida Condesa que el grito de Munch sea corto diáfano y entero, no lo podemos evitar.

La esperanza es una tranca y a trancazos vamos viviendo.

Un abrazo que no cesa.
Sergio Astorga

Paz Juan dijo...

Gracias por vuestras palabras a todos. Los que habéis estado y los que estaréis.

No estoy triste o deprimida. En absoluto. Solo estoy muy cansada ánimica y emocionalmente. Y algo agotada por ello. Nada más.

Simplemente es que hoy necesitaba gritar, porque si no, reviento. El grito ayuda, vaya si ayuda

Un abrazo muy fuerte.

fra miquel dijo...

Grita, Paz, grita.
Esta canícula abrasadora pasará.
También estoy ahí
Un fuerte abrazo

Isabel dijo...

Querida Paz, te comprendo y te mando energía de la buena para luchar con ese cangrejo que se ha vuelto huesped de casi todos.

Un fuerte abrazo y también aire para que chilles cuando te venga en gana, que hasta chillando lo bordas.

Devaneos de un moderno Peter Pan dijo...

Últimamente, escucho demasiado a la Bonet... Saps això de "és fa llarg esperar"?

Que la angustia se torne en paciencia, Paz. No es resignación, si no un recodo para descansar y divisar cómo viene hacia nosotros la Esparanza y el buen tiempo. Si julio ha venido así, agosto dará frutos que recoger.

Mucho ánimo.

Isabel Romana dijo...

Por fin he podido entrar, pues ayer se me bloqueó el ordenador las seis o siete veces que traté de dejarte un comentario.

Creo que te ha debido hacer mucho bien este grito a pulmón lleno, que el espacio lo repita y el cielo te lo devuelva. Veo en una de las respuestas a los comentarios que dices estar cansada psíquica y físicamente. ¿Quién no lo estaría en tu lugar? Afortunadamente tienes una fortaleza tremenda, una gran fuerza de espíritu y eso ayuda mucho.
El signo de cáncer pasará y llegará leo, el rey de la selva, y seguro que de él sacarás mucha energía y mucha majestad.
Un abrazo muy fuerte, querida Paz.

Eyre dijo...

¡Pero que susto! que entre tanto transito, que nos atormenta y arrasa, en la realidad cotidiana, no me había dejado acercarme a las fuentes del patio de la Condesa que se ha cambiado de Palacio. Aunque Cansada esté siento que el Amor a la Belleza nunca le falta y eso abre las puertas a donde quiera. Quizás si no hubiera faltado tanto tiempo mis nefastos tiempos no fueran tan funestos y en algo su Belleza me hubiese impuesto no recrearme tanto en la tristeza.
Solazarse toca. ¡Qué el estío cure donde más duela!
Saludos.

Txema dijo...

Y ese cansancio no tiene más que ver con el mundo que con usted misma?

No es hartazgo de esta existencia sumisa a la que nos hemos visto reducidos?

Así lo creo, señora mía, así lo creo.

Mis respetos.

Charles de Batz dijo...

Permitame amiga que le reprenda cariñosamente. La poca habilidad que tiene uno a la hora de transmitir un mínimo de ánimo a sus amigos en situaciones como estas, le llevan a recordar aquello que el viejo Tellagorri le decía a Zalacain:

— ¿Has tenido miedo, Martín?

— ¿Miedo de qué?

— «¡Arrayua!» Así hay que ser -decía Tellagorri-. Hay que estar firmes, siempre firmes.

Mucha Salud

Charles de Batz dijo...

Permítame, querida amiga, que le reprenda cariñosamente. No baje el ánimo.

Como es poca la habilidad que uno tiene para transmitir palabras de ánimo a sus amigos en momentos de zozobra, prefiero callar y dejar al viejo Tellagorri que hable por mi, como lo hizo al joven Martín de Zalacain:


— ¿Has tenido miedo, Martín?

— ¿Miedo de qué?

— «¡Arrayua!» Así hay que ser -decía Tellagorri-. Hay que estar firmes, siempre firmes.


Mucha salud para los tres.

mammamia dijo...

Mi querida Condesa ¿Dice usté que no sabe nada de flamenco?
¡Pues quién lo diría!
Acaba de interpretar un Seguiriya que quita el sentío.
La Seguiriya es el palo Flamenco de más Jondura,comienza con su grito de ayes para cantar las penas y el sufrimiento que se lleva dentro,cuando el cantaor o cantaora termina,al sentirse aliviao,nos canta por Alegrías,que seguro que será el Palo que utilice para su siguiente entrada.
Me adhiero a ese quejío.
Besos sentiítos y jondos.

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Condesa:
Qué desahogo enorme se logra al leer, escuchar y gritar esta entrada en este mes, que con todo lo despiadado que pueda parecer el signo zodiacal, es mi mes, es mi signo y por tanto me encanta, a pesar de que el cielo amenaza con caerse por las tardes, con todo y su rutina mexicana, ininterrumpida y empapada, con esa esperanza que se resiste.
Un silencioso abrazo.

Freia dijo...

La esperanza, esa dama pertinaz y antigua, de vez en cuando se encuentra con una locuela irredenta como la serenidad y forma con ella una pareja fuerte, valiente e indestructible.
Y nosotros las tenemos hospedadas en casa.

Un abrazo fuerte a todos. Gracias, millones de gracias.

Tanhäuser dijo...

Grita, mi niña. Lo que haga falta. Grita.

Te queremos mucho. Lo sabes, ¿verdad?

Un beso enorme.