Un regalo de Sergio Astorga

miércoles, 4 de abril de 2012

París de los mil nombres

.



Todo está aún prendido con alfileres... pero está.
Las posibilidades todavía son escasas... pero son.
El sonido que le da forma va y viene y se desvanece con frecuencia... pero ahí sigue, aunque cuelgue de un hilo...

Por todas esas razones, la condesa abre hoy un paréntesis.

¡Ah, no! Pero no se piensen que me estoy refiriendo a dejar descansar la bitácora...¡Qué va!
Además, como la deje descansar un poco más, directamente la entierro.

No, no, no.

Y tampoco las tres primeras frases se refieren a ninguna encrucijada vital. En absoluto.

A lo que me refiero es...
Estoy hablando de...

Un proyecto en ciernes que apenas asoma la nariz por debajo del agua, pero proyecto al fin y al cabo.

Si las cosas no se tuercen... si conseguimos que todo vaya "progresando adecuadamente" y mejorando, si logramos cumplir el horario previsto sin tropiezos ni cambios, si todo fluye con normalidad... 
dentro de 50 días...
un avión nos depositará al sur de una de las ciudades que más amo, a la que estoy más ligada, que más ha representado en mi viaje personal... y en mi educación afectiva... y en mi equipaje de vida ... y en mis sentimientos ... y en mi bagaje de más o menos cultura...
Y en lo hecho, lo sentido, lo soñado...
Y en aquello de lo que me arrepentí, lo que pudo haber sido y no fue, lo que floreció inesperada y luminosamente...
Y en lo trabajado, lo sufrido, lo inventado, lo conseguido, lo que me ayudó a seguir, lo olvidado con esfuerzo, lo atrapado.

Pont Neuf. Paris: con luz de atardecer. Camille Pisarro. Philadelphia Museum of Art
 

¿Recuerdan Vds. esta canción?

Ch.Aznavour (1924-   ) J'aime Paris au mois de mai (letra) (Me gusta París en el mes de mayo).
1 - En el álbum Les Comediens. La Mejor Música, 1994.
2 - En el álbum Jazznavour. EMI, 1998.



Pues eso, que yo también adoro París en el mes de mayo. Y discúlpenme el contento. Es que espero volver precisamente entonces y  me pueden la ilusión, la impaciencia y los nervios.



A todo esto...
¿Un paréntesis?..
...Pues sí, mis queridos lectoyentes. La condesa va a aparcar por un tiempo (y dentro de un orden, que también los grandes compusieron para él) lo clásico y abrir una miniserie dedicada a la música que París inspiró...

Porque sí, porque me lo pide el alma. Con urgencia, con alegría, con la fuerza que me da el deseo de volver después de 5 años. Con la energía que genera el estar en la cresta de la ola y no bajo el agua.
Con unas enormes ganas de contar, recordar, inventar, recomponer, restaurar, reconocer, revivir.
Y de hacerles recordar, reinventar, recomponer, restaurar, reconocer, revivir París de la mano de esta condesa riente y algo trasnochada.

A lo largo de dos meses, y no me pidan que les diga con qué frecuencia, aparecerán por esta bitácora textos propios, nuevos o viejos, perfectamente definidos o apenas esbozados todavía. Palabras hilvanadas o con un imperfecto pero sólido e irreversible pespunte, que en su día vieron quizá la luz de otra manera. Relatos aún por escribir, descripciones ensoñadas o directamente fruto de la ficción o la inventiva. Me encantaría que vieran, escucharan, olieran, palparan y saborearan lo que yo buenamente recuerdo o pienso o dibujo o imagino de esa ciudad bella, bellísima.

Y junto a los textos, me apetece mucho traerles pequeños juegos musicales. Canciones que forman parte de mi misma desde épocas de las que casi ni me acuerdo o, por el contrario, otras nuevas y que llegaron a mí hace poco, o quizá algo más, o quizá hace unos cuantos años tan solo. Canciones que rescaté, descubrí o recuperé. Composiciones que van unidas a vivencias importantes y alegres y hermosas y otras que sirvieron como sórdido pago en dación por los servicios prestados. Textos y notas que me llevan todavía hoy en volandas a la juventud más plena y otras que no son capaces de ocultar mínimamente el ridículo por el engaño más burdo y evidente.

Quiero que desfilen por este blog los maestros y, en parte, los que los siguieron. Y también habrá un huequito para Haydn o Mozart o puede que hasta para alguno "más moderno"... pero sin abusar.

En definitiva, quiero que me acompañen en este viaje por los mil nombres que París tiene, atesora, derrocha, esconde, regala. Aquellos con los que maltrata o enamora, y con los que nos hace cómplices o nos rechaza.
El París de los mil rostros. El mundano, señorial, elegante, arrabalero, embaucador, amable, luminoso, duro, hermoso y eterno París.

¿Se animan a hacer el viaje conmigo?

Mientras se deciden, les dejo con diferentes versiones que de esta canción, para mí especialísima, hizo su autor.

J.Brel (1929-1978)  Les prénoms de Paris (letra) (Los nombres de París)
1 - En el álbum Marieke. Barclay/Philips, 1961.
2 - En el álbum À L'Olympia, 61. Barclay/Philips, 1962
3 - En el álbum Ne me quitte pas, Barclay, 1972



Señores viajeros... El tren Puerta del Sol, estacionado en vía 11 de esta estación de Madrid-Chamartín, con  horario de partida  a las 19:05 y destino París, Gare d'Austerlitz,  está a punto de efectuar su salida.


¡Buen viaje!


14 comentarios:

alestedemadrid dijo...

Pues yo me voy a apuntar a ese viaje virtual y sentimental que andas tramando. Acabo de redescubrir otra ciudad europea que me encanta (Ginebra) y me imagino lo bien que lo vas a pasar escribiendo sobre París y buscando canciones. Un abrazo

RGAlmazán dijo...

Aquí estaremos en su viaje parisino. Ya sabes que París es mi ciudad preferida, y además en su compañía aristocrática, señora condesa, un placer al que no pienso renunciar.

Besos mil

Salud y República

emejota dijo...

Gracias condesa, muy agradecida. Esperaré con impaciencia. Bs.

fra miquel dijo...

Por fin una entrada!
Será la primavera?
Aish! París! París!
Estaremos aquí siguiendo su viaje. Envidiando (sanamente) sus paseos por las calles de esa bellísima ciudad
Y disfrutando del viaje virtual que promete regalarnos
bon viatge!
Petons

María dijo...

Me alegro mucho, Condesa. Iba a añadir que se lo merecen, pero cuántas veces nos merecemos..... y nada, como mucho palos. Así que creo que el espíritu adecuado es el de no esperar a que nos llueva del cielo lo merecido, vamos a buscarlo ( y París es un sitio maravilloso para empezar).
Besos
PS : me encanta Brel

María dijo...

Ya me gustaría a mí tener la disposición que tienes para todo, "jamía"

Lo de París será maravilloso. Te lo mereces.

Besos

Isabel dijo...

Me apunto incluso, iba a decir con los ojos cerrados, pero no, ver París de nuevo a través de lo que nos sugiera su sabiduría musical es como el placer de leerla ilusionada y con todo ese juego maravilloso de palabras.

A mí esta música me levanta el ánimo.
Gracias por el disfrute.

Un fuerte abrazo.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Como no, alli estare en el anden, lista para hacer el viaje virtual a ese Paris que aqui nos queda tan a trasmano, tan lejos y tan inaccesible. Ciudad magica, maravillosa, solo a los idiotas d elos tangueros se les ocurrio convertirla en una ciudad fria, triste y en la que se sufre. Hay que ser muy tonto para pasarlo mal en Paris!
Felices Pascuas, buen viaje y disfruta a mil!!!

LUISA M. dijo...

¡Feliz paréntesis, querida Condesa!
Disfrute del maravilloso París y de la música. También es una de mis ciudades favoritas. Y será un honor acompañarla en ese viaje, aunque sea de forma virtual.
Besos.

Anarkasis dijo...

París... si es que tiene musiquilla y "tó" el final de la palabra.
Así que yo arreando ayer la mochila con el boli de medio metro al cole y usted ya andaba por París entonces, desde el día 4, anda queeee...

pues claro que sí
París, laralarí laralá,
París, o SI.

Pues o se va a París o la echamos a París, aunque luego haya que recibirla a la vuelta con un abrazo muy fuerte.

Charles de Batz dijo...

Lo que le digo siempre: que ustedes necesitan un portamaletas que les libere de pesos innecesarios. Necesitan un catavinos, licores y viandas varias. Un guía no nativo que les haga descubrir las maravillas de un lugar como sólo un forastero las sabe apreciar.Nada, nada que me subo a su tren...
Salud;)

Freia dijo...

Aleste

Coincido contigo de nuevo. Ginebra es una ciudad muy, muy hermosa... Si los ginebrinos fueron un poco menos sosos y los precios algo más bajos, sería una ciudad ideal para vivir.
Me alegro de que quiera embarcarse en este tren tan personal.

Un abrazo

Rafael

Mi querido kabileño. A lo que parece le voy a ganar la apuesta y ver la ciudad luz antes que Vd. Aunque todavía pueden estropearse muchas cosas, lo cierto es que las ganas y la ilusión ya van por delante.
Bienvenido a este su tren. Acaba de llegar además a la primera etapa de su viaje.
Un abrazo muy fuerte.

Emejota

El tren parece que ha echado a andar de nuevo. Mire por la ventanilla y relájese, que el paisaje urbano vale la pena.

Un abrazo también.

Fra Miquel

Mi buen pater, no sabe las ganas que tengo de que pueda hacerse realidad el viaje-proyecto. Tengo tantas ganas.
Me alegro también mucho de que se haya subido a este tren que, a trancas y barrancas, inició por su fin su marcha.

Moltes gracias i benvingut. Una abraçada de primavera.

Freia dijo...

María, de Madrid

Mi querida María:

Va a ser un especialísimo, alegre y merecido "Frühlingreise".
¿Así que a mi Maria madrileña le gusta Brel? Jajaja, no sabe lo que me ha dicho, querida.
La recibo a bordo de este tren con toda la alegría que se merece.

Un abrazo muy fuerte a toda la tripulación y un beso añadido para Vd.

María, de Chipiona

Mi querida gaditana, yo creo que es Vd. mucho más dispuesta y predispuesta que yo para casi todo. Porque esta condesa lo que es realmente es un "culillo" de mal asiento... y va con retintín.
Acomódense con tranquilidad junto a la ventanilla, que Francia nos aguarda.

Un abrazo doble.

Isabel

Mi querida costurera. El tren musical ya se ha detenido en una estación nueva y yo todavía contestando los comentarios de la anterior... ¡qué desastre de condesa!
Seguro que Vd. sabe que con sus hilos de bordar y las notas de las canciones parisinas se puede tejer un estupendo vestido.

Un abrazo fuerte y mil gracias por subir al convoy conmigo.

Freia dijo...

Alejandra

Mi querida porteña. A pesar del amor que siento por París, lo cambiaba yo una vez por poder conocer su Buenos Aires... ¡Aysss, qué ganas!
Bienvenida también a este tren virtual y fugaz que irá parando allí donde el ánimo de la condesa quiera.

Un abrazo muy grande.

Luisa M

Mi querida Luisa, ¡cuántas alegría de verla!
Suba, suba, que estoy está a punto de caramelo para proseguir viaje y no quiero que se lo pierda bajo ningún concepto.

Un gran beso para Vd.

Anarkasis

Jajaja, querida. Creí que se había enterado por la conversación con Charles de que en esas andaba ya.
Jajaja, lo del boli, espero que me haya sido ya perdonado solo por el placer de ver a una de sus sobrinas "fardar" en el cole.
No se preocupe. Intentaré marchar motu proprio, para que no se vean obligados a echarme.
¿Qué se bebe en París... calvados?

Un gran abrazo, querida.

Charles

Jajaja, mi buen chevalier. Nadie mejor que Vd. para saber de las alegrías y satisfacciones que París procura a quien sabe acercarse a ella con humildad y confianza...
Por mí, le llevaba a Vd. donde me diga, aunque me temo que Iberia no esté muy por la labor de colarle...

Un abrazo muy, muy, muy fuerte a todos los de Batz.