Un regalo de Sergio Astorga

domingo, 16 de junio de 2013

Bagatelas XXII: Sueño, ilusión, verano.












Estoy cansada.  Casi, casi podría decir que muerta de cansancio -por hacer un juego privado y tonto de palabras-. Pero prácticamente todo marcha tan bien que, aun acumulándolo, no me molesta en exceso. Podría decir incluso que apenas lo noto.

El oncólogo últimamente nos da cada vez mejores noticias y las visitas a su consulta se vuelven poco a poco más espaciadas y ligeras. Atrás quedaron los momentos turbios y dolientes. Aparcados en el sótano más profundo del cerebro.

Dentro de doce días me subiré a un escenario a interpretar un papel agradecido y difícil. Casi veinte minutos en escena defendiendo un monólogo, a solas con un teléfono, un montón de pastillas y una botella de brandy barato. Sola en mi parcela, pero acompañada y rodeada de mis compañeros de troupe, como yo los defenderé a ellos antes y después de ese momento. Los nervios se hacen cada vez más patentes y también las risas y las complicidades. Quedan los ensayos finales, los últimos toques al vestuario, peinado o maquillaje; los continuos cambios de escenografía, el texto que se esconde de repente en un rincón de la memoria y se resiste a salir, inoportuno. Las grageas de valeriana y las descargas de adrenalina van de la mano, compensándose. Me siento viva y nada sola. El veneno del teatro existe, puedo asegurárselo. Y llega bien adentro.

En menos de un mes andaré por el Levante disfrutando con todas mis fuerzas de la arena y el agua e intentando aprender a navegar a vela, seguramente rodeada de chicos y chicas adolescentes que me aportarán energía. El pequeño velero me traerá con toda probabilidad más cansancio aún. Seis horas diarias intentando controlar un barquito pueden llegar a ser agotadoras, me imagino. Da igual, llevo años queriendo hacerlo. Siete días a solas conmigo misma y el mar. No es mal principio.

Apenas unos días antes tendré los exámenes para la prueba de acceso a la Escuela de Arte Dramático. Seguramente no apruebe -hay demasiados factores en contra- pero los textos a memorizar ya están listos. ¡Qué hermoso y qué triste ese A modo de esperanza, de José Ángel Valente, con lento ritmo de salmodia irreversible o el final del Sueño de Una noche de verano, en la voz de Robin. La señorita Julia todavía se resiste pero acabará extendiendo su pie con firmeza exigiendo que Juan se lo bese... Más días de ilusión y nervios y cansancio, verano y sueño...

Y a mediados de la semana que viene, el recuerdo de la voz de mi padre me despertará diciendo entre sonrisas... "hace 56 años eras así de chiquitita..." Y me sentiré bien por poderlos cumplir y tener las mismas ganas de siempre de hacer miles de cosas a un tiempo. O quizá más todavía. A lo largo de la madrugada que le sigue, el verano irrumpirá en las ventanas y el ánimo. Cargado de proyectos inmediatos o a medio plazo, con promesas de tranquilidad, deporte, descanso cuando doble septiembre en la Almadrava...

Y como Robin despide la obra de Shakespeare yo les dejo con esa deliciosa versión operística que Purcell hizo sobre ella, titulada La Reina de las Hadas.



Que el verano, la ilusión y el sueño les sean propicios. Yo me marcho a dormir en esta noche cálida y abierta, en la que el verano es ya una realidad incontestable.




H.Purcell (1659?-1695). The Fairy Queen. (La reina de las hadas). Orchestra of the Age of Enlightenment y el Glyndebourne Chorus. W. Christie, dirección y clave. Grabada en el Festival de Glyndebourne, en julio de 2009. Via Darío Mahleriano.




13 comentarios:

debatz dijo...

Me alegra verla tan ilusionada y con tantos proyectos por delante. Siento una sana y plácida envidia. Espero que ustedes lo disfruten tanto como se lo merecen.

Pena que le representación sea dentro de doce días, y no el último finde de julio que voy a pasarlo por ahí, y encantado iría a verle. Otra vez será...

Disfruten.

Salud!

Isabel dijo...

Está claro que hace la noche día y además (envidia sana) preparándose para Arte Dramático.

Conozco el monólogo y es bastante difícil, pero estoy segura de que lo bordará. Se pasan muchos nervios, es verdad, pero ¡es tan gratificante!

Ya que soy una negada para la música, de ahí que aprenda tanto de su sabiduría, me alegra infinito compartir el amor al teatro desde dentro.

Y ya sólo me queda desearle "mucha mierda" que es lo que se suele decir, y al parecer trae suerte.

Y un buen descanso, se lo merece.

Un gran abrazo.

emejota dijo...

Es una entrada preciosa y reconfortante. No sabes cuanto te admiro, por al energía y el empeño que pones, por la capacidad para memorizar, por tu buen gusto musical, en fin, por tu humanidad, en fin por muchas cosas, no quiero que pase el verano sin decírtelo. Ahhh y muchas felicidades en ese día especial.
Que pases un buen veraneo velero y que la fuerza te acompañe. Bsss.

María A. Marín dijo...

Y además haces estas entradas tan estupendas... ¡pues ya te digo!
Te deseo mucha mierda, pero mucha mucha.

Besos y p'alante

¡Enhorabuena por los resultados!

fra miquel dijo...

He bebido de ese veneno y se de que habla. Molta merda! Como decimos por aquí, (que ya se ve que no es tan diferente de como se dice por allá ;o)

Pues si por ventura nos volvemos a encontrar cerca de la Almadraba, ya le pediré un paseo en velero je je.

Tenga un feliz solstício de verano Y no deje de hacer todo lo que le place y tiene oportunidad de realizar.

abraçada

Anarkasis dijo...

al mail, fecha y hora, y a ver si me reserva una entrada,

mucha mierda

alestedemadrid dijo...

Un ratito de descanso entre tantas actividades y planes no viene mal. Me alegro mucho de tantas buenas noticias juntas y de tantos planes estupendos. Mucha suerte en todos esos nuevos proyectos. Un beso fuerte

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Cuanto me alegro de las noticias de la parte médica, que traen tranquilidad y dejan espacio para nuevos planes!!!!
Brindaré por ti esta noche, mi querida amiga.
Y mientras escucho tu música me imagino cuanto disfrutarás de aprender a navegar a vela: paciencia. Roma no se hizo en un día, pero la sensación que el viento te lleve es maravillosa, una vez que le tomes la mano a eso de cazar y filar velas, viento en popa o de bolina. En algun momento cierra los ojos, como me hicieron hacer a mi, y sentir como va el barco: un buen marino antes que verlo lo siente y si, puedes corregir a ojos cerrados, sin grados ni angulos. Con todo eso, no te faltara material ni sentimientos para el teatro. GARANTIZADO! Alyx Faderland. timonel a vela.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Bueno, ya deschavé mi secreto de como me fue posible escribir la historia de un puerto, y las distintas entradas, zarpadas, naufragios, salvatajes, hombre al agua y demás. Es una experiencia maravillosa, y si algun dia vienes por aqui, esperemos que sea en la epoca de subirte a uno de los barcos ganadores de regatas de la Armada y veras lo que es bueno.

Freia dijo...

DeBatz

Pues sí, muy cargado viene el verano, mi buen Charles. Esta vez las tornas son buenas y queremos aprovecharlas al máximo.
No se preocupe Vd. por no poder verme "actuar". Ya le paso yo el vídeo -si es que se deja- cuando nos veamos.
Tengo correo pendiente. No se me olvida.

Un abrazo bien grande.

Isabel

¡Qué alegría coincidir nuevamente en algo más! ¿Es Vd. actriz o es que escribe teatro?
Y por lo que respecta a la música, ya sabe que mantendré siempre que lo importe es la emoción que se siente, no los conocimientos.

Un beso muy, muy, muy fuerte.

Freia dijo...

Emejota

Sus palabras sí que son reconfortantes siempre.
¿La energía?.. Bueno, es curioso que cuantos más años cumplo más energía me parece tener.
Gracias por las felicitaciones. El día transcurrió ayer tranquilo, lo que no es poco.
Acerca del velero, ya le contaré. Si todo va bien, ya estoy pensando en embarcarme al año siguiente en uno de tres palos.

Un beso muy fuerte, emejota.

María

¡Ay, mi buena María! Estoy en uno de esos momentos en que me pregunto que por qué no ha pasado ya. Nervios, simplemente.
Buena parte de mis ganas de hacer cosas me vienen de las ganas de mis amigos, así que digo yo que algo le toca.

Un beso fuerte y doble.

Freia dijo...

Fra Miquel

Bona nit, pater. No sé si se refiere al veneno de subirse a un escenario o es que además de músico es Vd. teatrero. ¡qué bien!
Me parece que para lo del velero propio tendrá que pasar algún tiempo, jajaja, pero si nos vemos por Roses aquest estiu, sepa que tenemos pendiente una excursión hasta la Joncols a vela.

Gracias por sus buenos deseos. Un abrazo, Miquel.

Anarkasis

¡Ay querida! Creo que ya le he contado las cuitas de butacas al respecto. El teatro es del tamaño de esos particulares que tenían algunos aristócratas venidos a menos. Pero no se preocupe que la amenazo directamente con el vídeo.

Un abrazo bien fuerte.

Aleste

Sí, tiene toda la razón del mundo. Y eso es lo que intentaré hacer este fin de semana. Descansar un poco.
Por cierto, le debo Un perro andaluz y un La edad de oro. El día 15 de julio tendré ya las dos, de modo que en cuanto vuelva el 19 del curso de vela, le doy un toque, ¿de acuerdo?.

Un beso muy grandote,


Paz

Freia dijo...

Alyx

Mi querida diosa-bruja. ¿De modo que era eso? Tengo por amiga a una auténtica "loba de mar". No sabe la envidia que me da, se lo aseguro.
Es difícil, pero no imposible, que el destino permita que nos conozcamos. Pero le aseguro que si lo hacemos, aquí o allí, compartiremos velas, vientos, alegría y timón. Se lo prometo.

Un beso y un abrazo a toda vela y con viento en popa.