Un regalo de Sergio Astorga

viernes, 21 de junio de 2013

Bagatelas XXIII: Verano






                                                    Castilviejo. Acuarela. José María Arévalo

                                                           



                                                           Noche de verano


                                                Es una hermosa noche de verano.
                                               Tienen las altas casas
                                               abiertos los balcones
                                               del viejo pueblo a la anchurosa plaza.
                                               En el amplio rectángulo desierto,
                                               bancos de piedra, evónimos y acacias
                                               simétricos dibujan
                                               sus negras sombras en la arena blanca.
                                               En el cénit, la luna, y en la torre,
                                               la esfera del reloj iluminada.
                                               Yo en este viejo pueblo paseando
                                               solo, como un fantasma.

                                                                                                              Antonio Machado




F.J. Haydn (1732-1809). Die Jahreszeiten. Der Sommer (Las estaciones. El verano) -versión inglesa.
Royal Philharmonic Orchestra. Th. Beechan, director. E. Morison, Nancy; A.Young, Lucas;  MLangdon, Simon. Beecham Choral Society, Denis Vaughan, director. Emi, 1959.



9 comentarios:

Devaneos de un moderno Peter Pan dijo...

Sabe usted tocar la fibrilla, ¿eh? Es para pensárselo dos veces el darse cuenta que el solsticio de verano es el primer paso que damos, de nuevo, hacia el invierno... No haga caso: será por el calor bochornoso de esta primera noche veraniega.
Happy summer' day!

Paz Juan Robledo dijo...

¡Qué curioso, PeterPan! Desde bien joven es la sensación más fuerte que tengo cuando llega el día 21, que a partir de ese momento los días empiezan a decrecer y la noche gana terreno. Será que como cumplo un año más...
Y por lo que respecta la fibrilar, sabía que le iba a tocar un poquillo, sí. Machado, por siempre, siempre y para siempre, mi querido amigo

Un abrazo y disfrute del mar y la frontera.

Paz Juan Robledo dijo...

A la fibrilla, no a fibrilar, sacre-bleu!

María A. Marín dijo...

¡Vaya menos mal que no soy yo sola!
Llegar al solsticio es como empezar la cuenta atrás.

Feliz todo.

Paz Juan Robledo dijo...

Sí, gaditana. Lo bueno es que a favor cuentan el descanso, el calor, el tiempo libre. Cuando yo me vaya de vacaciones los días habrán menguado sensiblemente.

Un beso doble y muy grande.

RGAlmazán dijo...

Querida condesita, te deseamos un verano inolvidable y que el calor que te acoja no sea sólo el climatológico.
Mil besos

Salud y República

Freia dijo...

Rafa

Mi querido Rafael, muchas gracias por tus buenos deseos. Si me dejan voy a hacer todo lo que no pude el verano pasado.
Os deseo a vosotros también tranquilidad, descanso y calor, mucho calor y no solo climatológico, también.

Un abrazo muy fuerte a todos.

Isabel dijo...

Cuando el calor aprieta, como ahora aquí en el sur, tenemos también los días largos y las noches estrelladas.

Feliz verano, querida Paz.

Un fuerte abrazo.

Paz Juan Robledo dijo...

Feliz verano a ti también, querida costurera.