Un regalo de Sergio Astorga

miércoles, 2 de enero de 2013

Bagatelas IX: Olvido suave











...Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.
L. Cernuda   






Se bajó la cremallera despacio, casi con parsimonia y, al instante, sintió un alivio profundo.

Con un gesto mínimo y elástico liberó brazos y piernas desprendiéndose de ella con facilidad y delicadeza.

La piel del rencor cayó a sus pies silenciosa e inerte.




A.Steffani (1654-1728). Mission. Cecilia Bartoli, mezzo. I Barocchisti. Diego Fasolis, director. Decca, 2012.
1) De TasilonePiù non v'ascendo
2) De Alarico il BalthaPalpitanti sfere belle...

10 comentarios:

emejota dijo...

Eso de la piel del rencor me ha encantado, el problema lo encuentro en la sustancia del recuerdo. Bsss.

Freia dijo...

Lo bueno, emejota, es que desprenderse del rencor es hacerse un favor a uno mismo porque es la mejor manera de hacer efectivo el olvido.

Y es que entonces el recuerdo,sencillamente, ya no es.

Un beso muy fuerte.

sergio astorga dijo...

El único problema de tener buena memoria es la ramificación del rencor.
El olvido es una memoria aseada.

La Bartoli nos deja vitalmente sanos.

Abrazos sin coda.

anarkasis dijo...

bagatela a bagatela lleva un ritmo que no le vaga, se va a acabar el mundo y el repertorio de música cloksica,
.. ahora repite la pandeirada..
es que la tengo en directo golgoritando mientras le posteo.
¡muy bueno!
juas, la piel del rencor, humm ese animal no está en mi libro de naturales.. le voy a poner ahorita mismo una queja a la editorial...
pero antes le doy un abrazo, y un pellizco al gallo.

RGAlmazán dijo...

Bellas bagatelas. Ya era hora, mi querida condesa, de que se acordara de algún italiano, que se le nota su ADN germánico.

Mil besos

Salud y República

Gemma dijo...

Precioso.
Un beso, Gräfinita

Freia dijo...

Sergio

Me ha encantado lo de que el olvido es una memoria aseada. Se lo robo porque además me parece bien cierto.
Además el olvido, al ser capaz de romper ataduras, recompone, cura y libera. Y deja espacio en el disco duro para nuevos recuerdos.

Un gran abrazo, abarrotero. Y un beso a trío en Sol Mayor.

PD Espero con impaciencia su mes de enero.

Anarkasis

¡Aynssss, querida, es que a lo mejor necesitaba olvidarme también de excesos de palabras en esta bitácora! Ha sido hacerlo y que fluyera la música locuela.
Pues es extraño que no venga en su libro de Conocimiento del medio porque abunda en páramos, tundras, selvas, sabanas y prolifera especialmente en ciudades y pequeños núcleos rurales. Cuando quiera, le mando una foto del bicho, querida, es realmente feo.
Y sí, la Bartoli nos hace vivos. Mucho más que Tiziano. Ayer volvía ver el San Juan Almeriense y casi me da en un ojo con un botón que se le disparó de la barriga. Estoy por escribir al Prado y ponerles una denuncia por atentado físico, estético y ético.

Un beso bien fuerte para sus amantes y un abrazuelo damisélico para Vd.

Freia dijo...

Rafa

Mi buen don Rafael, pues este año toca aniversario de Wagner y Verdi, de modo que se alegrará con uno y odiará definitivamente al otro, porque van a aparecer al alimón en esta bitácora. Jejeje.

Tenga Vd. muy felices Reyes (jejejejeje). Vaya de adelanto un gran abrazo.

Gemma

¡Ay, que viniendo esa palabra de Vd. me ahueca y me hincha y me pone muy tonta! La única pega que le pongo al texto, supongo que muy mejorable para muchos, es que me costó mucho parirlo, que cambié las palabras y de palabras dieciocho veces. Más de un día dándole vueltas y eso, para una vaga irredenta como yo, es muy cansado. No vea cómo les admiro a Vds., los microrrelatistas.

Un beso enorme, querida MegaMaga. Y que sus ilustres colegas le dejen en sus zapatos alegría (más) y muchas palabras para que su segundo hijo se ponga en camino.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hermosísimo microrrelato, hecho de fantasía. Ojala fuera así de sencillo deshacerse del rencor. Un abrazo muy fuerte y admirado, querida condesita.

Freia dijo...

Querida romana, es una cuestión de tiempo. De repente, un día descubres que te puedes desprender de ella con facilidad.

Un beso muy fuerte para ti, Isabel.