Un regalo de Sergio Astorga

lunes, 24 de diciembre de 2012

Natividades lisboetas




H. Memling. Virgen y Niño. Óleo sobre tabla. 44 x 32 cms. 
Museu Nacional de Arte Antiga. Lisboa.


¡Ayssss, cada año me cuesta más exprimirme las meninges para dejar en esta bitácora un presente de Navidad digno de mis lectoyentes.  ¿Será que estoy empezando a cumplir demasiados años? La verdad es que tampoco es para tanto porque esta condesa juvenil y pizpireta apenas cuenta 190 primaveras, de modo que los tiros no deben de ir por ahí. Además, si se creen Vds. que aunque acumule aniversarios estoy o me siento mayor, van dados; que ni lo uno ni lo otro. ¡Hasta ahí podríamos llegar..!

Pero parece que, después de todo y tras mucho cavilar,  sí que voy a tener con qué martirizarles un poquillo la Nochebuena... Sí... Que sí... Que toca sinestesia. Y de tema religioso, para que se me recojan piadosos algunos de Vds., que ya sabemos todos de qué pata cojea la mayoría de los ilustres visitantes de este salón. Que van descarriados por esos mundos de dios como oveja sin cencerro y hay que intentar meterlos mínimamente en vereda... ¡Que no tienen edad -Vds. sí, mis queridos amigos y visitantes, no yo- de andar haciendo el loco por esos andurriales ideológicos..! (Juas, juas, juas).

Y, como casi siempre, es una sinestesia tramposa. Pero solo un poquito. Tramposa porque, a pesar del título, lo que les traigo no son solo natividades. ¡Qué quieren, no me daban las fotos de nacimientos y adoraciones de los magos para más! Así pues, en el mismo saco he metido también Anunciaciones, Visitaciones a Isabel, Presentaciones en el templo, Sacre Conversazioni, Huidas a Egipto, amén de un Nacimiento de San Juanito, un Desposorio místico -y que me perdone Santa Catalina- e incluso algún pequeñín pagano en mármol al que, con todo el morro, he hecho pasar por niño Jesús. Pero me costaba tanto desechar sus fotografías...

Curiosa mezcla la de este año. De un lado, las imágenes que tomé a finales de enero en el Museu Nacional de Arte Antiga y en la Fundación Gulbenkian, en Lisboa. Del otro, las composiciones de un disco que me tienen a mí enamorada y a mis vecinos hartos, pues llevan sonando desde la noche de anteayer,  la del mismo día en que fui a su presentación. Cuando escuchen las cancioncillas descubrirán por qué. Es el disco más delicioso que se puedan imaginar. Piezas que van desde las Cantigas de Santa María a villancicos recogidos hace menos de 30 años. Música culta y música popular de la mano, por gracia y sobre todo por obra de Luis Delgado y César Carazo, Los Musicos de Urueña. 

Sinestesia con trampantojo y mezcla de siglos. No pueden pedir Vds. más eclecticismo por mi parte.  A ver si de esta manera contentamos un poco a tirios y troyanos. Con todo, estoy segura de que la simbiosis de  obras y composiciones les va a gustar tanto como a mí. 

A partir de ahora y terminadas las presentaciones, las palabras sobran. Ya no me queda más que desearles una soportable cena con los cuñados, que el cava y los langostinos no se les aposenten en el hígado y que vivan Vds. esta fecha como sus creencias o su falta de ellas les dé buenamente a entender.

Y sobre todo que, a pesar de la suegra, sean todos Vds., queridos míos, razonablemente felices.







VV.AA. La Estrella de Belén, La Música de Navidad en la Historia. Luis Delgado y César Carazo, Los Músicos de Urueña. Museo de la Música. Colección Luis Delgado. Urueña, Diciembre 2012. 
1)  Nos dicen las Profecías. Recopilado en 1930 por Schindler. Música Joaquín Díaz.
2)  Qué Bonito Niño Chiquito. Cancionero de La Colombina. 
3)  Vamos a Cantar al Niño. Auroros del Rincón de Seca en Murcia. 

(Si lo colocan en HD y a toda pantalla, seguramente lo disfruten más)








11 comentarios:

anarkasis dijo...

Feliz navidad o lo que sea, (paréntesis de crisis para algunos...)
Ando más liá que la zapatilla del romano del castillo de Herodes, del belén del papo, que no le gustan ni las mulas ni los bueyes.
Ni a mi los niños nacidos abuelos, como ese del Memling.
Essssto en el video montaje salen unas vírgenes con la esa al aire que si me las pasa al mail... dios se lo pague con mucha salud a usted y los suyos,
Pues eso último

RGAlmazán dijo...

Mi querida condesita, la veo muy navideña, muy concentrada al católico modo.
Bellos villancicos. Que lo pase usted muy bien, hoy, mañana y siempre. TAmbién el día cuatro.
Mil besos

Salud y República

Charles de Batz dijo...

Hemos conseguido huir unos dias a un rinconcito del Garraf. Un buen modo de pasar estos horribles días del sol invictus. Un abrazo a todos y mucha salud!

emejota dijo...

Felices días, no más, bella música para disfrutar, la letra, bueno, eso da lo mismo. Bsss y repito felices días.

María A. Marín dijo...

Si no fuera por lo que es, yo diría que hasta mi querida condesa está de "yingelbels"
Menos mal que eso se pasa en unos días, ea, ea, ea...

Besos

María Castro Hernández dijo...

Querida Paz, precioso montaje, me ha encantado. Muchas gracias.
Voy a tener que hablar seriamente con Canela, le ha dado por coger al niño, (atención al detalle) sólo al niño, y llevárselo por ahí.... Hemos probado a esconderlo, y ella husmea paciéntemente hasta que da con él. Ni pastores, ni lavanderas, ni vírgenes, ni reyes....nada, ella va a por el niño. lo tiene ya medio mutilado, como algunos de las imágenes. Nos preguntamos muchas cosas, pero, sobre todo, una: ¿será judía?
Besos

Isabel dijo...

Que no falten tus palabras y tu música por muchos años que cumpla la condesa y, si acaso, que sea ella la que los cumpla y te deje libre para danzar.

Abrazos todo el año, y el próximo, que habrá que quererse más.

Freia dijo...

Anarkasis


Querida, cómo me alegra que se "haya hecho nuevamente viva", que dicen los italianos. Porque el reader me chiva además una nueva entrada (yo también voy con retraso) sobre la restauración de un Ecce Homo, ¿no?

Feliz Navidad y casi feliz año, también a Vd. y sus amantes. Cuente con las virginales damas con un eso fuera (jajajajajajaja), pero recuérdemelo que cada vez mi memoria es más frágil y antojadiza).

¡Cómo puede decirme que no le gusta ese Niño y que es un Viejo! Ayayayaya, que cada día se me vuelve, querida, más exquisita y exigente.

Un abrazo para Vd. y todos sus amantes y que el 2013 nos traiga todo lo buen que éste nos quitó, aunque haya que salir a pelearlo.

Rafael

Jajaja, mi buen don Rafael. Concentrada mucho me temo que sí (me pasa desde chiquitita) pero del católico modo... pues... cuando nos veamos hacemos confidencias al respecto.
Espero con ansiedad el día 4 si es que nuestro caballero de Noeraixò no nos lo pone demasiado difícil.
Que sepa que, anteanoche, ver a su ninia vociferante y a su chico fue un auténtico placer.

Un abrazo muy fuerte a todos.

Freia dijo...

Charles de Batz

Mi buen Charles, me he metido despacito en esa fotografía suya cercana a Barcino y me he confundido con el cielo bajo. Yo también me quedo con la tierra profunda y real.

Espero que descanse y disfrute. Y que el olentzero se haya portado bien con el piratuelo intrépido.

Un abrazo muy fuerte para los tres y feliz descanso.

María

Mi buena María, yo siempre he sido mucho de belenes y de villancicos aunque sea una total descreída. Me fascinan. Y dígame Vd. qué papelón habría hecho yo siendo historiadora del arte en un país donde todo son vírgenes, nacimientos y pasiones, si no me hubiesen gustado.jajaja.

Cuídate mucho, muchísimo y que el 2013 te traiga... huesos nuevos, ¿por ejemplo? (yo les he pedido un cuerpo a lo Ute Lemper pero me temo que...).

Un abrazo muy, muy fuerte.

Freia dijo...

María


Jajajaja, María... ¿así que Canela escoge? Y anda que decide mal, nada menos que al jefe.
Es lista, lista, muy lista... y tengo unas ganas de darle un achuchón... Pero vigílenla y si en sábado se niega a salir a la calle y recoger palos, empiecen a mosquearse. Con ese pelo rojo... ¡Ayayayayay!

Un abrazo y un beso muy fuertes.

PD Te debo un café sin prisas

EMEJOTA

¡Ay, mi querida trenza, que me la había saltado! Mil perdones.

Pues sí, la música es una delicia. Y la letra... al fin y al cabo forma parte de nuestra cultura y nuestra educación sentimental, aunque reneguemos (con toda razón y justicia de ella).

Un beso y un abrazo y hasta vernos pronto.


Isabel

Eso, eso, mi costurerita. Que los cumpla la condesa, que total no se le iban a notar con todos los que lleve a la espalda.

Lo de danzar, no sé. Pero cantar, le aseguro que espero hacerlo hasta el mismo día en que entregue la cuchara.

Un beso muy, muy, muy fuerte y que 2013 nos traiga el encuentro, con o sin hilos.

Freia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.